miércoles, 27 de marzo de 2013

Infancias



Lo lindo de jugar fue haber sido todo





Descubrimiento




La cajita sonaba con el espejo partido,
una bailarina renga giraba entre terciopelos.
El reflejo de un rostro quebrado se cerró de golpe,
una mirada ausente aparecía.

El abismo despertó en los ojos
de quien se miraba por primera vez.