viernes, 28 de octubre de 2016


***

El cielo está rosa
el suelo húmedo en la baldosa también rosa
hay una simetría de tonalidades y estructuras que logra el frío
y sería perfecta para otros ojos.
De telas, lanas y piel
mi cuerpo es una mamushka
olvido
relajar la carne
sacudir
el tronco
entonces viene el deseo de salir corriendo
las paredes me dan envión
y doy vueltas al mundo
como si hurgara el horizonte.
El afán innato del desplazamiento
se vuelve límite y campo de batalla.
Detrás del detrás
un montón de umbrales
que va conquistando el invierno
y también frente a mí
en la ciudad que duerme encendida
en la maceta del gomero que ahí persiste desde que tengo memoria
él sabe, me lo dijo antes de que las cosas se fueran al carajo
el espacio que ocupo es una esfera generosa
otro día mejor será
mañana.



martes, 13 de septiembre de 2016

Cosecha


En los años duros
donde las cosechas se perdían año tras año
mi papá trabajaba en el campo.
Lo veía llegar exhausto,
con su vieja boina transpirada
marcada por la tierra. Se parecía a un árbol,
tenía una textura seca,
agrietada
y lo protegía del sol.
Mi papá volvía con hambre, olor a pasto y grasa de máquina
me saludaba me hacía cosquillas
y de inmediato iba a la heladera y sacaba el frasco de aceitunas
hablaba de vacas flacas de pastos amarillos
de la lluvia por venir
los carozos se amontonaban en la mesa
como granitos de arena
inaugurando la noche
de otro día.



sábado, 26 de marzo de 2016

Motivos



                   A la Sofi

Es verdad, amiga,
un libro siempre salva
alguien
hiló palabra por palabra,
alguien intenta la locura de ordenar el mundo
o acomodarse a él. Pero más que nada, salir.
¿Será el refugio antes de la melancólica muerte de los chicos ostras,
antes de un muro, antes de una calle con olor a podrido?      
Casi todo está trabado acá
la gente parece muerta                 
demasiada caca en la vereda,
estamos como obligados a bajar la cabeza
a respirar cualquier cosa, incluso el asco
y yo quiero creer en la mañana cuando se abre,
quiero creer en la justicia cercana,
en las pequeñas muertes
¿En qué otro lugar encontraremos la fascinación?
después de todo, se anuncia la vida
y hay que buscar lo más lindo que tenga
este mundo, tanto
como si fuera la única claridad, la única tregua:
     Un canto interior que sacuda los días como un hijo o una hija
     Una puerta abierta a los dones de la magia
     Una pregunta que pregunta y se ensombrece de pobrecita o se ilumina de llena.
Si preguntar es darle más vida al misterio
entonces preguntemos hasta la claridad de una muerte
hasta vaciar los ojos en el agua.